lunes, 8 de junio de 2015

Las palabras y su historia

¡Hola a todos!
Después de una larga ausencia, os traigo una entrada que espero que os parezca interesante. Con ella abriré una nueva etiqueta que se llamará "Aumentando nuestro vocabulario". 
¿Sabíais que algunas de las palabras que utilizamos han derivado del nombre de personas famosas? Aquí tenéis algunos ejemplos:
  • Agosto: octavo mes del año. Procede de Augusto, renombre del emperador romano César Octaviano.
  • Barrabasada: Desaguisado, disparate, acción que provoca gran daño o perjuicio. Procede de Barrabás, un delincuente judío acusado de amotinamiento y homicidio, que fue liberado por aclamación popular. Durante la Pascua judía existía la tradición de soltar a un preso condenado a muerte. Pilatos, el procurador romano, pensando que salvaría la vida de Jesús de Nazaret, les dio a elegir a los judíos entre el inocente y el malhechor, quedando en libertad el último.
  • Boicoteo (o boicot): Acción que se dirige contra una persona o entidad para obstaculizar el desarrollo o funcionamiento de una determinada actividad social o comercial. Procede de C. C. Boycott (1832-1897). En 1880, fue contratado por el conde de Erne como administrador de sus tierras en el Condado de Mayo, en la isla Achill, en Irlanda. Explotó a sus subordinados de tal forma, que los terratenientes, arrendados y campesinos se negaron a pagar. Nadie quería trabajar para él, ni comprarle ni venderle. En noviembre de 1880 el periódico londinense The Times comenzó a utilizar el término «boicotear» (boycotting) para designar este tipo de resistencia.
  • Chauvinismo o chovinismo: Patriotismo fanático. Exaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero. Proviene de Nicolas Chauvin, militar ferviente defensor de Napoleón Bonaparte.
  • Epicúreo:  Que gusta de los placeres de la vida. Procede del filósofo griego Epicuro del s. IV, cuya doctrina establecía que la finalidad del hombre es alcanzar el placer del cultivo de la virtud.
  • Masoquismo: Perversión sexual de quien goza con verse humillado o maltratado por otra persona. Cualquier otra complacencia en sentirse maltratado o humillado. Procede de L. von Sacher-Masoch, 1836-1895, novelista austriaco. Algunas de sus obras se convirtieron a la vez en un escándalo y un éxito, entre ellas,  La Venus de las pieles (1870). Era la quinta de una serie de obras sobre el amor. El tipo de apetencias y deseos sexuales que describió: hacerse atar, azotar y humillar por una mujer corpulenta vestida con pieles, firmar un contrato como esclavo e incluso la incorporación de un tercer amante, son las que han inmortalizado su apellido.
  • Pasteurizar o pasterizar: Elevar la temperatura de un alimento líquido hasta un nivel inferior al de su punto de ebullición durante un corto tiempo, y enfriarlo después rápidamente, para destruir los microorganismos sin alterar la composición y cualidades del líquido. Estos eran los métodos del sabio Louis Pasteur, químico y biólogo francés del siglo XIX.
  • Sadismo:  Perversión sexual de quien provoca su propia excitación cometiendo actos de crueldad en otra persona. Crueldad refinada, con placer de quien la ejecuta. El término fue inventado por Freud. Procede de D. A. François, marqués de Sade, 1740-1814, escritor francés. En sus obras son característicos los antihéroes, protagonistas de violaciones que justifican sus actos con disertaciones sofistas. La expresión de un ateísmo radical, además de la descripción de parafilias y actos de violencia, son los temas más recurrentes de sus escritos, en los que prima la idea del triunfo del vicio sobre la virtud.
¿Conocéis alguna que podamos añadir a esta lista? Os animo a compartirla.
¡Besos y hasta la próxima!